El Palacio de Congresos es un excelente escaparate para los organizadores. Se nota la profesionalidad del equipo en la organización de eventos y en la orientación que tienen hacia el cliente, facilitando todos los medios, resolviendo los problemas con entrega y flexibilidad.