El Palacio de Congresos es perfecto porque cuenta con espacios de diversas capacidades. Dispone de auditorios muy grandes y también de pequeñas salas de reuniones donde se puede hacer networking. Además, la posibilidad de tener un área de exhibición donde los asistentes puedan exponer sus soluciones y herramientas resulta muy interesante.